Fabricación de los productos Pritt

 

Cómo se hace la barra de pegamento Pritt

¿Sabías que Henkel inventó la primera barra de pegamento en 1969? ¡Lo curioso es que la idea surgió estudiando un pintalabios!

Este tipo de aplicador ha demostrado ser una manera fácil y cómoda de pegar. Es la mejor solución para los niños: fácil, limpio y seguro.

¿Lo ves?... ¡una buena idea puede surgir de cualquier parte!

Hoy en día, Henkel tiene muchos científicos...


... que piensan en nuevos productos y ponen a prueba sus ideas en laboratorios como éste.

¿Alguna vez has hecho un pastel o unas galletas? Usamos la misma idea para hacer barras de pegamento. Un científico crea una “receta” que usamos posteriormente para producir barras de pegamento Pritt.

"cocina" de Pritt

Aquí es donde empieza todo, la “cocina” de Henkel Pritt. El gran depósito que se ve al fondo es donde mezclamos todos los ingredientes y los cocinamos para fabricar las barras de pegamento, siguiendo nuestra receta especial.

Cuando el pegamento está bien mezclado, se bombea hacia abajo a la línea de llenado.

Hace treinta años...

... no se usaban ordenadores para producir barras de pegamento. Hoy en día, la fábrica funciona de manera más eficiente y todo el proceso puede ser monitorizado de cerca desde un ordenador.

Aún así, nuestros científicos deben supervisar algunos pasos. Aquí se puede ver un técnico comprobando que las temperaturas de calentamiento y refrigeración son las correctas.


Ahora estamos abajo, en la fábrica

El proceso de llenado empieza cuando los tubos de pegamento vacíos se llevan desde un gran contenedor, por una rampa automática, hacia la línea de llenado.

Henkel produce tres tamaños de barras de pegamento: 11, 22 y 43 gr. A pesar de tener diferentes líneas de llenado para cada tamaño, todas funcionan básicamente igual en nuestras fábricas en todo el mundo.

La maquinaria automática...

...ayuda a que los tubos vacíos se coloquen bien alineados y de pie. Viajan por toda la línea transportadora hacia la primera parada, la estación de llenado.

Aquí, nuestros tubos llegan a la estación de llenado. Nuestras líneas son capaces de llenar más de 200.000 tubos diarios. En esta etapa, el pegamento debe estar en forma líquida para poder llenar los tubos, por lo tanto, está muy caliente.

Las barras de pegamento caliente y líquido deben ir a la estación de refrigerado antes de poder taparlas y manipularlas.

Los tubos fríos ya se pueden tapar

¡La “mano” automatizada puede tapar mucho más rápido que un humano! Cuando las barras están tapadas, se ponen en bandejas, de forma automática, por supuesto, y pasan por otra cámara de refrigeración para asegurarnos de que estén listas para usar.

¡Y ya está!

Las barras se envían a las tiendas y están listas para ayudarte con tus “pegaproyectos” en casa, en el cole o en la oficina. ¡Limpio, rápido y preciso!