Entrevista con: Pia

Nombre: Pia
Nacionalidad: Alemana
Ocupación: Marketing Manager de una empresa de juguetes
Aficiones: Viajar, leer y las actividades al aire libre

Preguntas sobre manualidades:

¿Por qué te gustan tanto las manualidades?

Me gusta hacer manualidades porque me permite ser creativa y usar mis manos. Me encanta pegar y unir todo tipo de materiales como arcilla, plumas o fieltro, que normalmente no están en contacto entre sí. Las manualidades también son una manera de relarme. Los proyectos hechos por ti mismo son los regalos más sinceros - en mi opinión, son los mejores.

¿Con quién haces manualidades y para qué ocasiones?

Crear con los niños es lo mejor. Tengo la suerte de tener sobrinos que adoran hacer manualidades tanto como yo. ¡Aprovechamos cualquier ocasión para reunirnos y crear! Normalmente esto pasa en vacaciones como Semana Santa, Navidad o Halloween. Pero también disfruto haciendo manualidades sola en casa.

¿Cómo se te ocurren las ideas?

Suelo usar internet para inspirarme. Hay recursos geniales y proyectos esperando a ser reinventados. Y lo mejor es que la mayoría de webs y blogs son absolutamente gratis. La web de Pritt es un gran recurso, por ejemplo, y es una de las que uso a menudo para encontrar nuevas ideas. Por supuesto, los miembros más jóvenes de la familia también tienen ideas que nos gusta poner en práctica.

¿Cuáles son tus materiales preferidos y por qué?

Normalmente intento buscar proyectos divertidos que puedan hacerse con pegamento y materiales reciclados que podamos encontrar por casa o en la naturaleza. Hay algo muy gratificante en pegar materiales y crear grandes proyectos de la basura. Implica una gran cantidad de creatividad y le da un nuevo valor y aspecto a cosas que nunca imaginarías que podrían ser especiales. Es también una manera genial de reducir al mínimo los residuos mediante el reciclaje.

Cuéntanos lo que más te gusta hacer y por qué te gusta.

Me encantan los proyectos que implican pegar corchos de viejas botellas de vino. Puedes crear letras, pequeños animales, paneles de corcho... ¡las posibilidades son infinitas!